miércoles, 15 de julio de 2015

La mayor felicidad es encontrarse con uno mismo

A menudo me preguntan... por qué soy tan enamoradiza, por qué tanto amor y tan de golpe, por qué me entrego tanto... Lo que no comprenden es que vivo enamorada y soy amor. Independientemente de quien tenga al lado, de con quién o qué me cruce la vida. De si tenga o no con quién compartirlo. De si tenga o no de que forma expresarlo. Soy amor. Es lo que soy y es lo que hago.
Me cuesta comprender porque tengo que reprimirme, no entiendo porqué hay manuales y personas que te aconsejan acerca de como tenés que ser, como actuar.. que tenés que fingir, que tenés que ignorar, que tenés que contener, que tenés que aguantar... Qué decir, qué soltar, qué agarrar, cuando acelerar, cuando frenar... Que hacerte la qué... hacerme? 
Soy amor y hago el amor con todos y todo lo que me rodea. No puedo permitirme entrar en ningún lado careteando un personaje que no soy y que no podría sostener, ni quisiera hacerlo jamás.
Tanto tiempo, esfuerzo y lágrimas para entender lo que soy y lograr descubrirme.
No puedo concebir la idea de tener que perderme a mi, para encontrarme con los demás. 

No hay comentarios: