lunes, 23 de agosto de 2010

No era amor lo que destruiste, fue a mi orgullo. 
Es eso lo que lleva más tiempo sanar. 



No hay comentarios: